Aula de Reflexología: Infecciones

Aula de Reflexología: Infecciones

Queremos acercarte a la Reflexología. Queremos enseñarte Reflexología. Amamos la Reflexología. Nos encanta hablar de Reflexología.

Pero nada mejor que explicar hasta dónde puede llegar la reflexología Hoy hablaremos de “infecciones”.

¿Qué es una infección?

Si acudimos a definiciones al uso te dirán:

Infección es la invasión de un anfitrión por un microorganismo patógeno, su multiplicación en los tejidos y la reacción del anfitrión a su presencia y a la de sus posibles toxinas. Las infecciones pueden deberse a bacterias, hongos, virus, protozoos o priones.​​ Las infecciones pueden ser además locales o sistémicas.

¿Qué recurso hay en nuestro organismo para combatir la infección?

Nuestro cuerpo utiliza diferentes estrategias para combatir y aniquilar a cualquier patógeno que resulte una amenaza para la supervivencia. Ya sea llegado de fuera o reconvertido desde dentro.

Para eso emplea en primer lugar a los glóbulos blancos o células defensivas. Además de barreras químicas como la fiebre que impide la proliferación del patógeno. Si es respiratoria mocos, tos, estornudos…por supuesto la inflamación y el malestar general que te inducirá al reposo, necesario para tu recuperación.

¿Cómo proceder con Reflexología?

Muy sencillo. Escucha a tu cuerpo. Los síntomas te dirán a donde dirigirte y los recursos corporales será donde tú prestes especial atención. Con reflexología no añadimos nada extraño o ajeno, solamente potenciamos los recursos naturales, con los que nacemos.

Pauta de Masaje.-

Riñón-Uréter-Vejiga (antes y después del masaje. No queremos dar demasiado trabajo al riñón que filtra la sangre sin darle energía suficiente. Hablamos de energía eléctrica o nerviosa. Como prefieras)

Sistema Linfático (masajearemos todos los puntos linfáticos, no importa la ubicación de la infección. Aunque se trate de una infección respiratoria nosotros masajearemos las zonas reflejas de los ganglios inguinales. Esto acelerará el proceso de recuperación. Es una batalla y si aumenta el número de combatientes en uno de los bandos, se resuelve pronto y sin tanto desgaste. Por eso te aconsejamos que añadas las zonas reflejas linfáticas de las manos.)

Glándula Pituitaria o Hipófisis (produce una hormona, la vasopresina,  actúa como agente antipirético y analgésico. La hormona antidiurética (HAD), o vasopresina, es una sustancia producida en forma natural por el hipotálamo y liberada por la hipófisis. Esta hormona controla la cantidad de agua que el cuerpo elimina. Así pues si queremos bajar la fiebre -porque haya problemas de corazón o problemas mentales, o haya subido demasiado- masajeando en esta zona refleja la fiebre baja radicalmente pero recuerda: siempre unirás este masaje al linfático para eliminar el foco de la infección)

Glándula Suprarrenal (libera cortisona natural y es muy útil en casos de tos y de inflamaciones)

Sistema Respiratorio (masajearemos todo el sistema respiratorio en dirección “expulsar o espirar” y terminaremos ventilando.)

En este caso la ingesta de agua es fundamental.

¿Qué mas podemos tener en cuenta?

Masajear ordenadamente. Contar el número de estimulaciones. Primero un pie (izquierdo) después el otro.

Mitos al respecto.-

Los mitos como cuentos para distraernos están fenomenal, pero no debemos imponerlos en la reflexología. Nuestro compromiso es la eficacia con nuestro usuario. Por eso, en base a la experiencia de nuestra escuela, de una servidora (Adela Carrasco)y de millones de usuarios a lo largo de la historia, podemos afirmar que:

Se puede aplicar reflexología con fiebre

Es beneficioso aplicar reflexología con infección

Aplicarte reflexología todos los días es una fuente de salud

¿Te gustaría aprender reflexología? Búscanos aquí +info

¿Te gustaría que te atendiera un reflexólogo/a? Búscalo aquí +info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *