Cuando era desgraciado…

Cuando era desgraciado…

Somos todos muy parecidos. Nuestras estrategias para alcanzar lo que deseamos son muy parecidas. También lo son esos programas de carencia, miedo, limitación, resistencia al cambio.

Solemos comportarnos como aquellas personas que nos rodean. Sentimos igual, pensamos igual, actuamos igual…por eso es importante rodearse de personas que han alcanzado sus metas. Que son felices, que están sanas, que tienen prosperidad económica y social. Por transferencia, por rapport, terminaremos adoptando sus estrategias para alcanzar nuestros objetivos.

No se trata de olvidar a aquellos que lo pasan mal, se trata de “cargar pilas” con aquellos que sí lo han logrado para ayudarnos a nosotros mismos y poder ayudar a otros, pero primero consíguelo tú.

APRENDE PNL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *