Desinfectante, regenerador y cicatrizante: Esencia de Árbol de Té

Desinfectante, regenerador y cicatrizante: Esencia de Árbol de Té

Podemos decir que es un desinfectante suave para la piel. Se puede aplicar en baños y masajes. Dicen de él que es el “curalotodo” para la piel. Su gran ventaja es que tiene un nivel de toxicidad cero.

Cuando la piel sea grasa o con acné podemos hacer una mascarilla de arcilla con unas gotas de esencia de árbol de té. Este remedio se ha utilizado durante toda la historia para liberar de toxinas la piel y aportarle regeneración celular. También puedes aplicar en cada grano una gota de esencia.

Se utiliza contra los piojos. Lavar la cabeza con un champú de árbol de té y eliminar las liendres peinando el cabello con un peine impregnado en este aceite esencial.

Para enfermedades víricas de la piel. Está especialmente indicado para las verrugas. Se combina con limón. Aplicar una gasa impregnada por la noche. Quitarla por la mañana y a las cuatro semanas ya habrá desaparecido.

Para el cuidado del cabello. Regula las glándulas sebáceas. Tanto en cabellos secos como grasos. O bien te aplicas un champú con esencia de árbol de té o tu mismo agregas cuatro gotas de este aceite a tu champú habitual.

En caso de hongos. Aplicar diariamente el aceite esencial durante el tiempo necesario. Es usual en los pies, dedos y uñas.

En infecciones ginecológicas. Es útil añadir al tampón una gota de aceite esencial o en el salvaeslip. Actúa como preventivo.

ESTUDIA NATUROPATÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *