El dolor es natural…abórdalo naturalmente.

El dolor es natural…abórdalo naturalmente.

el dolor es un mecanismo de defensaEl dolor es una experiencia desagradable producida por el sistema nervioso ante una lesión o trastorno de cualquier tipo…pero también es un mecanismo de defensa y alerta. Si no nos dolieran los golpes andariamos rodando por el suelo y dando volteretas por las escaleras hasta rompernos todos los huesos…El dolor nos encamina hacia la senda buena…

Los dolores físicos, de los que hablamos aqui, pueden ser agudos o sordos, localizados o generalizados, fijos o intermitentes…sean como sean, todos duelen.

Se dice, con razón, que desde los 16 hasta los 55 años se consumen demasiados analgésicos para combatir los dolores habituales o excepcionales. Todos deberían saber que los famosos analgésicos destruyen el riñón cuando no deja “tocado” el hígado.

En Naturopatía tenemos tantos recursos para combatir el dolor que a la mitad de la población les sorprendería. Podemos utilizar la reflexología, el reiki, el tape naturopático, el quiromasaje … pero nos vamos a centrar en algunos recursos al alcance de todos.

balsamo tigre rojo y blanco

Bálsamo del Tigre® (los hay rojo y blanco) La también llamada pomada mágica. Esta loción natural, de venta en parafarmacias y herbolarios, proporciona un alivio eficaz contra los dolores musculares, las contusiones, las torceduras, las cefaleas y la migraña. Basada en la medicina tradicional china, la fórmula de esta pomada contiene activos de plantas de poder antiinflamatorio y analgésico, como el alcanfor, el mentol y el aceite esencial de clavo y de canela. Benefíciate de sus efectos untando la zona dolorida con este ungüento.

Aceite de guindillas. Si añades 100 g. de guindillas troceadas a ½ litro de aceite de oliva y lo cueces a fuego lento durante dos horas obtendrás una loción de acción analgésica, muy eficaz a la hora de mitigar el dolor de las articulaciones aquejadas por la artrosis o la artritis. Una vez filtrada y embotellada, usa como loción de masaje sobre la articulación afectada.

Angélica. La tintura de angélica es un remedio que conviene tener en el botiquín natural de primeros auxilios. Además de actuar como un fabuloso calmante en las reglas dolorosas, alivia el dolor abdominal –acidez gástrica, úlceras, infecciones digestivas por cándidas, etc. Por si no bastara, también ayuda a expulsar los gases y a disminuir las molestias digestivas de origen nervioso. Para ello, toma antes de las comidas principales 25 gotas de este preparado diluido en agua.

Árnica. Antiinflamatoria y analgésica, las pomadas formuladas con árnica aminoran el dolor producido por una caída –chichones, moratones, esguinces, etc. También se usa con muy buenos resultados para reducir el dolor de las cervicales o de las lumbares y acelerar la recuperación de los músculos atrofiados tras un largo período de reposo.

Jengibre. El jengibre en infusión –una cucharadita de la raíz rallada por taza de agua-, es otro remedio que ayuda a sobrellevar el dolor de las articulaciones inflamadas. Debido a su aporte de magnesio y calcio, esta planta también alivia el dolor asociado al ejercicio físico –calambres, agujetas, etc. Aquí no acaba todo, ya que si añades dos clavos de olor a la tisana, tendrás en tus manos un enjuague bucal que atenúa el dolor de muelas. La mezcla de jengibre con tomillo, zumo de limón y miel, mitiga el dolor de garganta y despeja la cabeza en caso de fiebre.

En fin, amigos, cuántas cosas nos enseña la Naturopatía…¡Aprende Naturopatía! +INFO

 naturopatia para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *