¿Qué es el CBD?

¿Qué es el CBD?

Muchas personas se preguntan por el CBD. Aquí os vamos a dar una explicación seria y exhaustiva sobre sus propiedades y efectos.

Todo lo que necesitas saber sobre el CBD

El aceite de CBD es un extracto elaborado a partir de variedades de cáñamo (legales) que contiene un cóctel de cannabinoides beneficiosos, en particular CBD (cannabidiol).

  

¿Qué es el CBD?

El CBD o cannabidiol es un componente presente en algunas (no todas) de las variedades de cannabis. Es uno de los más de 545 compuestos, que se han identificado hasta la fecha, presentes en la composición química de la Cannabis Sativa.

Entre ellos, aproximadamente 104 han sido clasificados como cannabinoides por presentar ciertas características estructurales comunes.

El cannabidiol (CBD) es sólo uno de los más de 60 componentes o ingredientes activos que pertenecen a una clase de moléculas llamadas fitocannabinoides. El CBD no solamente no tiene efectos psicoactivos, sino que contrarresta los efectos del THC.

El ser humano posee un sistema endocannabinoide. La leche materna posee alta concentración.

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Los cannabinoides, interactúan con nuestro organismo gracias al sistema endocannabinoide del cuerpo humano.

Este sistema consiste en una serie de receptores naturales (CB1 y CB2), localizados principalmente en el cerebro, la médula espinal y el sistema nervioso periférico.

Estos receptores interactúan con los cannabinoides activando y estimulando la respuesta natural del cuerpo ante el dolor, la ansiedad, el estrés, etc.

El papel clave del sistema endocannabinoide es mantener o restaurar la homeostasis, un equilibrio saludable de varias funciones corporales y los cannabinoides de procedencia vegetal como el cannabidiol (CBD) pueden apoyar el efecto positivo de este proceso.

El CBD es una sustancia con pocos o prácticamente ningún efecto adverso. No posee propiedades psicoactivas, pero sí múltiples virtudes terapéuticas que lo convierten en un poderoso aliado terapéutico.

Gracias a ello, la investigación científica de este compuesto ha sido intensa en los últimos años. Los estudios científicos y clínicos subrayan el potencial del CDB como tratamiento para una amplia gama de enfermedades, entre las que se incluyen la artritis, diabetes, alcoholismo, MS, dolor crónico, esquizofrenia, trastorno de estrés postraumático, las infecciones resistentes a los antibióticos, la epilepsia, la endometriosis, y otros trastornos neurológicos. Además, el CDB ha demostrado tener efectos neuroprotectores y neurogénicos, y sus propiedades contra el cáncer se están investigando en varios centros académicos de investigación.

Propiedades del CBD:

Propiedades anticonvulsivas

Varios estudios clínicos han demostrado que el CBD posee propiedades anticonvulsivas y es una vía efectiva para tratar la epilepsia.

Su efecto anticonvulsionante o antiepiléptico, puede abrir nuevas perspectivas terapéuticas para algunos tipos de epilepsias resistentes a la mayoría de fármacos antiepilépticos al uso.

La epilepsia es una enfermedad neurológica que se manifiesta a consecuencia de una alteración en la actividad neuronal de alguna zona cerebral. La epilepsia refractaria, como otros Síndromes epilépticos tienen en el CBD, una alternativa para incrementar la calidad de vida de los pacientes.

Relajante muscular

El CBD, ayuda a paliar la espasticidad (tensión y rigidez inusual en el tono muscular) derivada de enfermedades como la esclerosis múltiple.

 

Neuroprotector

Otra importante propiedad medicinal del CBD es que actúa como neuroprotector.

EL CBD contribuye a recuperar aquellas áreas del cerebro dañadas por la muerte neuronal crónica y aguda.

Estrés, depresión y enfermedades mentales

El CBD contrarresta la ansiedad, el estrés y la depresión. El cannabidiol contiene de por sí propiedades ansiolíticas y antidepresivas.

CBD: ¿cómo actúa en el cuerpo?

El CBD (cannabidiol) es uno de los cannabinoides que contiene el cáñamo. El CBD actúa principalmente sobre los receptores CB1 (en el cerebro) de forma tal, que evita su activación. Con esto calma el sistema inmunológico y el sistema nervioso prácticamente.

Por esta razón, el CBD sirve de ayuda en casos de problemas psíquicos y de enfermedades autoinmunes, que en esencia son reacciones excesivas del sistema inmunológico.

CBD: ¿para qué problemas sirve de ayuda?

Según ciertos estudios públicos, el CBD puede influir en el tratamiento de las siguientes enfermedades:

  • Esquizofrenia
  • Fenómenos de ansiedad y estrés postraumático
  • Epilepsia
  • Cáncer
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Psoriasis
  • Enfermedades nerviosas
  • Distonía y disquinesia
  • Adicción
  • Sensación de náuseas y malestar
  • BSE (encefalopatía espongiforme bovina)
  • Alzheimer
  • Glaucoma
  • Enfermedades reumáticas
  • Artritis
  • Artrosis
  • VHI
  • Demencias
  • Trastornos alimenticios
  • T.O.C.
  • Esclerosis múltiple
  • Colon explosivo
  • Colitis ulcerosa
  • Esclerosis lateral amiatrófica (ELA)
  • Isquemia
  • Inflamaciones
  • Hepatitis
  • Daños hepáticos y cerebrales
  • Sepsis
  • Enfermedades cutáneas
  • Alergias y asma
  • Trastornos de sueño
  • Acné

Con el tratamiento de quimioterapia, el CBD resulta muy eficaz para reducir el malestar general, los calambres y los dolores.

El CBD detiene el crecimiento de las úlceras cancerosas, regenera a la vez las células dañadas y reequilibra el cuerpo y sus funciones.

Es adecuado para la prevención de la reaparición de enfermedades.

El. CBD, se puede fumar, vaporizar, ingerir, aplicar via tópica. Pero nos centraremos en el aceite de CBD.

Recomendaciones generales para el uso y dosificación del aceite de CBD

Si bien cada persona y su estado, es único, hay que analizar su estado físico, emocional, químico, su masa grasa; ya que su sistema endocannabinoide y los fitocannabinoides interactúan en cada caso diferente; daremos pautas genéricas.

Prevención y armonización de las funciones corporales:

  • 3 gotas por las mañanas o por las noches (2 % CBD)

Para problemas de estómago o digestivos, para dormir bien, contra dolores leves:

  • 3 gotas por las mañanas y 3 gotas por las noches (2 % CBD)

Para tensión, estrés, ansiedad:

  • 3 gotas por las mañanas, 3 gotas durante el día y 3 gotas por las noches (2 % CBD)

Propuesta 1ª (problemas menores):

  • 3 gotas por las mañanas y 3 gotas por las noches; pasada una semana, 5 gotas por las mañanas y 5 gotas por las noches (5 % CBD)

Propuesta 2ª (problemas más graves o varios problemas a la vez):

  • 3 gotas por las mañanas y 3 gotas por las noches; pasada una semana, 5 gotas por las mañanas y 5 gotas por las noches; pasadas dos semanas, 5 gotas por las mañanas, 5 gotas durante el día y 5 gotas por las noches (5 % CBD)

Propuesta 3ª (problemas más graves, prolongados, crónicos o varios problemas a la vez, con tratamiento de quimioterapia o después, armonización y regeneración de las funciones corporales):

  • 4 gotas por las mañanas y 4 gotas por las noches; pasada una semana, 5 gotas por las mañanas y 5 gotas por las noches; pasadas dos semanas, se puede seguir incrementando la dosis (10 % CBD)

[Las cantidades indicadas son para adultos de 60/90 kg de peso aproximadamente.]

Lo normal es empezar por dosis más bajas, observar la reacción del cuerpo e incrementar después la cantidad de gotas. La primera semana sirve de prueba y es determinante para las siguientes dosis.

Recomendación:

Resulta muy práctico el uso de un diario para anotar las funciones físicas y corporales observadas.

Cómo hacer el registro de observación:

Observaciones y valoración o descripción del estado. Vas a puntuar del 1 al 10, la semana previa a la toma y las semanas posteriores, para comprobar los efectos del CBD. Por ejemplo:

  • HUMOR.
  • SUEÑO.
  • DIGESTIÓN.
  • APETITO.
  • DOLORES
  • INFLAMACIÓN, etc

Pasado un mes, es conveniente hacer una valoración del estado y, en base a eso, decidir si se continúa con las gotas o si su uso ya no es necesario.

El polvo Crystal, posee 99% CBD.

Permite aprovechar las varias propiedades del CBD de diferentes maneras, como por vías orales o sublingual (bajo lengua), ya sea de forma pura, o después de su dilución en aceite vegetal, o directamente en la comida.

Los cristales de CBD también pueden ser usados fácilmente con un vaporizador tipo MOD o cigarro electrónico, diluyéndolo con dosis de 500mg de CBD para 10ml de e-liquide.

Se puede también añadir CBD en polvo, o harina de cáñamo en las comidas.

¿Qué son los cristales de CBD?

Los cristales de CBD son la forma más limpia y pura de CBD disponible hoy en día. Su nivel de pureza alcanza el 98%, con trazas insignificantes de otros cannabinoides y terpenos.

Este producto y su pureza se obtienen mediante diferentes métodos de extracción. El producto final resultante es CBD aislado, en forma de cristales en polvo, de ahí su nombre

Los cristales de CBD ofrecen la ventaja de poder disolverse en comidas o bebidas, aplicarse de forma sublingual o como un ungüento tópico, o fumarse, vaporizarse. Esto abre la puerta a todo un mundo de opciones para consumir CBD.

¿Cómo dosificar cristales de CBD correctamente?

Para empezar, no tienes que preocuparte por consumir demasiado CBD. No es tóxico, así que no produce sobredosis. Aunque definitivamente con una dosis muy alta podrías quedarte más relajado de lo esperado.

Como con todas las cosas, deberías empezar poco a poco y subir la dosis progresivamente hasta obtener el efecto deseado.

Aunque la dosis depende de varios factores, como el peso, estado de salud y metabolismo, los expertos recomiendan empezar con 5-25mg al día. La dosis inicial media suele ser de unos 10mg.

Pero también deberías consultar la etiqueta del producto, ya que tendría que indicar la cantidad de CBD que contiene y la dosis recomendada. Siempre asesórate con un naturópata especializado en el uso del CBD.

Escuchar a tu cuerpo y estate atento a cualquier efecto.

Normalmente dentro de 3-4 horas de tu primera dosis, comienzas a sentir completamente los efectos.

Si tras unas horas no sientes ningún efecto en absoluto, toma otra dosis ligeramente mayor.

Cuando llegues al punto de empezar a notar los efectos, deberías mantener esa dosis durante una semana, más o menos. Durante esta semana, estate atento a tu cuerpo.

¿Cómo está tu salud en general, tu estado mental o tu nivel de energía? Teniendo todo esto en cuenta, ahora puedes aumentar o disminuir la dosis para obtener el efecto deseado.

Empieza con cantidades pequeñas y solo haz pequeñas modificaciones, subiendo progresivamente.

Evita hacer grandes saltos en la dosis

Diferentes Métodos de Consumo

Vamos a explorar los pros y los contras de los métodos más comunes para consumir cristales de CBD:

  • Disolver bajo la lengua (método sublingual): la forma más fácil de ingerir cristales de CBD es disolviéndolos bajo la lengua. Mantenlos ahí durante unos 60-90 segundos. De esta manera, los cristales entran directamente en la sangre, con lo que sentirás los efectos prácticamente al instante.
  • Vaporizar: es una técnica rápida. Necesitarás un vaporizador MOD, (los vaporizadores para hierbas secas no sirven en este caso). Coloca en tu MOD vaporizador el extracto, enciéndelo a la temperatura deseada y aspira. Así de simple. Hay diferentes temperaturas con diferentes efectos y propiedades

Según el aceite que uses, este método puede tener diferentes propiedades para la salud. Busca el tipo de beneficios terapéuticos que necesites y luego ya podrás decidir cómo utilizar el CBD.

Nuestro consejo es que utilices esta herramienta valiosa de salud desde el conocimiento y la experiencia. Por eso busca un naturópata formado en esta disciplina o fórmate con nosotros.

Tenemos un ciclo formativo Usos, Propiedades y Especificaciones del CBD al que puedes acceder siendo profesional o para tu autoconsumo. Solo tienes que inscribirte aquí especificándolo .

Nora Cervelo, naturópata

2 thoughts on “¿Qué es el CBD?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *