¿Qué es una dieta?

¿Qué es una dieta?

En primer lugar, empezamos por definir “dieta”, palabra que proviene del griego dayta y significa “régimen de vida”. Erróneamente, esta palabra se ha asociado a la práctica de restringir o reducir la ingesta de alimentos con el fin de obtener los nutrientes y la energía necesarios y suficientes para mantener o conseguir un cierto peso corporal. Por tanto, conociendo su significado, podemos decir que una dieta equilibrada es aquella que aporta los nutrientes necesarios para mantener las funciones vitales del organismo y alcanzar el Estado Óptimo de Salud.

Teniendo en cuenta que la dieta es parte esencial en el Programa Personal de Salud (PPS), no debemos olvidar que ésta es individual para cada persona adaptándose a su edad, sexo, estado de salud… Así mismo, los factores externos de cada individuo influyen también a la hora de elaborar la dieta (situación laboral, geográfica, económica, social…)

Como naturópatas, no vamos a diseñar una dieta basada en kilocalorías y gramos. Recomendaremos unas pautas de alimentación dentro del Plan Personalizado de Salud (PPS), completadas con las plantas y/o otros complementos. En el PPS detallaremos la cantidad de tomas necesarias a lo largo del día, los alimentos que se deben restringir, los adecuados, etc.

Este plan de comidas se realizará junto con el consultante, teniendo en cuenta sus necesidades, sus gustos, su rutina diaria, etc. de forma que sea un consenso entre naturópata y consultante.

Como regla general, se plantearán cinco tomas, aunque según sean la situación y necesidades, se pueden ampliar o reducir, siempre teniendo en cuenta las necesidades nutricionales de la persona en cuanto a principios inmediatos, sustancias reguladoras y raciones de alimentos.

En un consultante con una situación de salud equilibrada seguiremos las pautas en relación al número de raciones alimenticias necesarias de cada uno de los grupos de alimentos y cantidad de principios inmediatos requerida.
Cuando la persona viene a consulta con un problema de salud en concreto, tendremos que trabajar las pautas de alimentación que va a seguir la persona relacionando el problema de salud. Para ello, tendremos en cuenta qué ocurre a nivel orgánico y las relaciones que encontramos del problema con el resto del organismo, estudiaremos con el consultante los indicadores de salud, viendo qué le falta y qué le sobra en términos de requerimiento de nutrientes.

La distribución de glúcidos, lípidos y proteínas que el individuo debe consumir diariamente se hace en base a un porcentaje general:

  • Glúcidos 55%
  • Lípidos 30%
  • Proteínas 15%

Este porcentaje puede variar según la situación de cada persona (estado de salud, actividad física, embarazo, edad…)

Distribución de alimentos:
Este apartado se refiere al reparto por raciones de los diferentes grupos de alimentos en la dieta.

Grupo 1: carnes, pescados, setas, champiñones, germinados, huevos…
Grupo 2: leches (animales y vegetales) y derivados lácteos.
Grupo 3: cereales y tubérculos.
Grupo 4: frutas y verduras.
Grupo 5: grasas y aceites.

¿Te gustaría aprender…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *