Testimonio: Espina Bífida y Reflexología

Testimonio: Espina Bífida y Reflexología
  • Hola Antonio cuéntanos un poco sobre ti. Dónde naciste, cuántos años tienes, en qué trabajas y cómo llegaste al mundo de la naturopatía.

Hola Adela, soy un chico de 47 años, nací en un pueblo de Cáceres (Extremadura) llamado Navalvillar de Ibor. Padezco una discapacidad con un grado de minusvalía del 88%, denominada Espina Bífida (mielomeningocele), por lo que para poder moverme necesito una silla de ruedas. Actualmente estoy trabajando en un gimnasio en el pueblo donde naci y vivo actualmente, aunque en breve se me acaba el contrato de trabajo.

La verdad es que llegué a este mundo fantástico de la naturopatía de pura casualidad. Investigando por internet vi publicidad de la Escuela Internacional Naturopatía y de reflexología podal, que diriges de manera fantástica, dicho sea de paso. Y me picó la curiosidad pues desde siempre he estado muy unido a la medicina en todos sus facetas. Soy un enamorado, (nunca he dejado de formarme en el campo de la medicina) y cansado de probar diferentes tratamientos de la medicina convencional. Decidí  introducirme en este mundo, de lo que no me arrepiento, entonces decidí realizar un curso de Reflexología Podal  y de las Manos que me fascina.

  • De todos los métodos naturales cuáles son los que te apasionan y los que consideras imprescindibles por su eficacia.

De todos los métodos naturales que conozco, es complicado decidirse por uno en concreto porque considero que todos son muy eficaces y lo más importante, no conllevan ningún efecto negativo para nuestro cuerpo.  De todas formas los que más me han llamado la atención y los que he probado y me he formado han sido: la reflexología podal, y la iridología, Aunque considero que todos estos métodos van unidos unos a otros y  a una gran positividad por parte del paciente y como afronte los problemas.  Puedo asegurar que por lo menos a mí la reflexología podal al margen de ayudarme a mejorar físicamente me ha ayudado a ver las cosas de otra forma, como se suele decir “ a ver la luz al final del túnel”.

  • Qué ha supuesto para ti aprender y autoaplicarte la reflexología podal. Cuéntanos tu testimonio.

Para mi aprender reflexología podal ha supuesto entre otras cosas descubrir un mundo fantástico lleno de cosas positivas y en el cual se pueden tratar todo tipo de síntomas y enfermedades o patologías. Sin ningún tipo de perjuicio para nuestro propio cuerpo. Me refiero a liberar al organismo de cualquier tóxico que sobreviene de la administración de cualquier medicamento, así como un bienestar y una paz interior fantásticos a la hora de aplicarme los masajes de reflexología podal.

Mi testimonio. Pues no sé qué puedo decir la verdad. Soy como he comentado al principio de esta entrevista una persona con una discapacidad denominada “Espina Bífida”. Conlleva una serie de patologías añadidas tales como: hidrocefalia, para la cual llevo una sonda de derivación de hidrocefalia; también, tengo una vejiga neurógena, con lo que esto supone tener una incontinencia urinaria constante para la cual se me colocó sonda vesical permanente, con las consiguientes infecciones continuas.

Desde hace aproximadamente un año después de realizarme en el hospital diferentes pruebas diagnósticas y comentarme el medico que mi situación física no había cambiado prácticamente nada, decidí empezar a aplicarme el automasaje, pero en vez de en los pies tuve que empezar a hacerlo en las manos por tener desde hace varios años una ulcera en ambos pies. Desde el momento que empecé a darme los masajes, digamos que mis patologías han dado un giro de 180º grados, pues las infecciones prácticamente han desaparecido (así lo muestran las últimas pruebas que me han realizado en este sentido), la ulcera que tenía en el pie prácticamente está curada desde que me estoy aplicando los masajes, ha dado un cambio espectacular, además de haber cambiado mi estado anímico pues ahora veo la vida desde otra perspectiva. Al cambiar mi estado físico no veo la vida con tanta negatividad como la veía antes, y la reflexología ha llenado mi vida de felicidad, tengo ganas y fuerzas para afrontar todo lo que sea y con ganas de ayudar a todas aquellas personas que quieran.

  • Qué le dirías a aquellas personas que padecen enfermedades o trastornos crónicos y que no tienen esperanza de mejoría.

A todas aquellas personas que desgraciadamente sufren de enfermedades o trastornos crónicos les diría que se puede salir adelante, que jamás se rindan, que busquen soluciones,  y que si no tienen conocimientos de terapias o técnicas alternativas como por ejemplo la reflexología podal y de las manos que por favor se formen en estas terapias o recurran a profesionales que les puedan aplicar pues tienen mucho que ofrecernos estas terapias y aseguro que funcionan y además sin ningún tipo de efectos secundarios para nuestro organismo.

También si me permites Adela quisiera subrayar que estas terapias no son substitutivas de los tratamientos médicos pues ayudan a curar algunas patologías.

Y para terminar esta entrevista, quiero dar las gracias a nuestra escuela y a todos los profesionales, (en particular a ti Adela Carrasco por la atención que nos prestas cada vez que necesitamos algún consejo).  Profesionales que permiten que podamos descubrir los secretos de estas técnicas tan fantásticas  y a formarnos para poder ayudarnos a nosotros mismos y a todas aquellas personas que acuden a nosotros desesperadas en algunos casos para que les aliviemos de aquellas dolencias que padecen y que a veces limitan tanto nuestro día a día. GRACIAS A TODOS.

Gracias querido Antonio, eres una persona encantadora y muy buen estudiante. ¡¡¡Gracias por tu testimonio, a muchos les ayudará…contamos contigo!!!

One thought on “Testimonio: Espina Bífida y Reflexología

  1. Me parece que Antonio dejas mucho saber, gracias por tu aporte…porque la reflexología es nuestra gran pasión
    Y es un estilo de vida q se debe transmitir día a día para mejorarnos con el automasaje y ayudar a ver la enfermedad de otros como un proceso que se puede alternar con la medicina convencional.
    Porque el que cree todo le es posible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *