Testimonios de Salud…Ada Melendez de Perú

Testimonios de Salud…Ada Melendez de Perú

Nuestros alumnos aprenden las técnicas naturopáticas y enseguida practican, primero con ellos mismos, después familiares y amigos y definitivamente cuando ya se sienten preparados comienzan su andadura profesional.

Ahora vamos a exponer el testimonio de Ada Meléndez de Perú que nos relata algunos de sus logros con reflexología podal y de las manos. Esperamos que os resulten de utilidad.

Puedo contaros el testimonio de Rosa Medina quien llegó a mí llorando, en brazos de su esposo. No podía ponerse en pie y mucho menos caminar. Manifestaba que había tenido mucha presión económica y que tenía a sus padres enfermos en otra ciudad muy lejana a la de ella. Refiere que levantó un mueble pesado ella sola y que sufría fuertes dolores en la espalda y en los riñones.

Entonces decidí aplicarle reflexología. Hice especial hincapié en la zona riñones, uréter y vejiga…y Oh sorpresa!!! la mujer bajó sola de la camilla sin ayuda, caminando tranquilamente, contaminada con el “virus de la felicidad”

Estamos convencidos Ada que esa persona tiene una visión de la Reflexología muy diferente a quien no la ha experimentado.

Aurelio Quispe de 65 años, con diabetes, se dializa (es decir, va a diálisis), sus hijos lo trajeron cada uno de un brazo. No veía, se quejaba de mucho dolor de cabeza y al parecer sufría de ceguera momentánea. Esto le asustaba tremendamente por lo que opté por hablarle con suma delicadeza y ternura y le manifesté que no se preocupara, que se pondría bien.  Al tumbarse en la camilla refería que “el mundo se le venía encima” del dolor tan tremendo que le aquejaba, sufría su cintura y la postura lo hacía insoportable.ada melendez 2

Al revisarle los pies pude comprobar que las plantas estaban cubiertas de manchas de un color gris oscuro…le apliqué reflexología en el sistema linfático, cabeza/cerebro, senos frontales y paranasales y aparato excretor.

Se quedó profundamente dormido emitiendo fuertes ronquidos. Al despertar no podía dar crédito, se levantó con la vista mucho mejor, alegre, el dolor había desaparecido y manifestaba su profundo agradecimiento…otro que se retiró infectado con el “virus de la felicidad”.

A nosotros no nos extraña…es un virus muy contagioso, jajajajaja.

Otro día me llegó una jovencita de 28 años solicitando mis servicios de reflexología porque había leído un artículo que escribí sobre reflexología en el diario en el que laboro y cuyo título decía: ¿Que es la reflexología y lo que puede hacer por usted?.

Llegó muy contenta a verme, con esos ojos llenos de esperanza y fe, de que le iba a ir muy bien, toda vez que ya estaba cansada de tomar tantas pastillas. Me manifestó, que desde que tenia 18 años su menstruación siempre fue muy dolorosa e irregular, es más, hasta la mandaba a la cama con insoportable dolor de cabeza y fuertes cólicos, cambios de carácter, muy malhumorada, renegaba por todo. Cada vez que le iba a llegar su periodo menstrual generaba conflictos familiares, tenía cara de pocos amigos, y pobre de aquel que en ese momento le dirigiera la palabra…, y que sus hermanos se pusieron de acuerdo para no hablarle cada vez que esta se sentía así, trataban en lo mínimo de no molestarla, llegando a comprenderla…

La reflexología, aplicada en las áreas reflejas del cerebro, sistema digestivo, sistema nervioso y sistema endocrino, linfáticos, etc.,  la ayudo considerablemente, se reguló su regla, hoy agradece y difunde este tipo de terapia muy contenta y feliz.

Claro que sí, Ada, los dolores menstruales desaparecen rapidisimamente con la práctica de la reflexología.

Y ahora os hablo de Margot Montes H. de 60 años de edad, con insomnio, dolor de cabeza, desgano, dolor en las cervicales y resto de columna, muy nerviosa, su médico le manifestó que ante tanto estudio realizado mediante análisis y descartes de osteoporosis,  diabetes, mamografía, cardiología,  etc…. y no presentar ninguna anomalía en su salud, le diagnosticó estrés severo, y que saliera a darsada melendeze un paseo, distraerse, caminar, reír, viajar, y para dormir tomar unos ansiolíticos.

Margot al ver que no encontraba mejoría, solicitó mis servicios y le aplique la reflexología combinándola con Reiki, quedando maravillada, según manifiesta ella, sintió como ella quedaba echada en la camilla, y se veía a sí misma flotando, al levantarse refiere que su cuerpo estaba mas liviano y podía asentar mejor sus pies, los dolores  de las cervicales y riñones desaparecieron como por arte de magia…

Qué maravilla poder tratar con reflexología lo que los medicamentos no solucionan…

Y hoy ya para terminar me gustaría hablaros de un joven empleado, con un trabajo arduo el que lleva, con atención al publico, resolviendo todo tipo de problemas de los clientes, parece ser que lo condujo a estresarse de tal manera que no podía ni voltear el cuello, dolor en las cervicales, hombros y en toda la base del cráneo.

Le apliqué Reflexología del Rostro, Auriculopuntura (que se considera también reflexología auricular), Reflexología en manos y pies, y reiki… al incorporarse exclamó Oh!! Dios, que bien me siento, que me ha hecho, estoy super tranquilo y con una paz y tranquilidad extraordinaria, parece como si estuviese flotando, este tipo de terapias debe difundirse más, es una maravilla!…

Tenía razón tu cliente, es importante difundir estos métodos naturales de salud que a nadie dañan y a todos benefician. Muchas gracias por tu aportación. Te mandamos un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *