Trombofilia y Embarazo

Trombofilia y Embarazo

Trombofilia. Esta dolencia, cada vez es más y más común en los últimos tiempos. La mayoría de las personas que tienen trombofilia no presenta síntomas. Hoy nos centraremos principalmente en la trombofilia y el embarazo.

¿Que ocurre durante el embarazo si padeces trombofilia?

La trombofilia aumenta las probabilidades de formar coágulos sanguíneos anormales. Un coágulo de sangre (también llamado “trombo”) es una aglutinación de sangre que se forma cuando cambia de estado líquido a sólido.

Un sistema coagulatorio saludable, cuando funciona, si sufres un corte o sangrado el cuerpo normalmente produce coágulos de sangre para detener la hemorragia.

¿Qué hacer si sufres de trombofilia y estás embarazada?

Si tienes trombofilia, tu cuerpo puede producir coágulos extras en tus vasos sanguíneos. NO es excluyente de las mujeres embarazadas, pero es mayor su diagnóstico.

Alrededor de 1 de cada 5 personas (20 por ciento) tiene una trombofilia. La mayoría, no están diagnosticadas.

La mayoría de las mujeres con trombofilias tienen embarazos sanos. Pero las trombofilias pueden causar problemas para algunas embarazadas. En casos graves, pueden causar la muerte de la mamá y el bebé. Por ese motivo es importante aprender sobre las trombofilias.

En los embarazos, necesitas aplicarte un químico que te ayude a evitar y prevenir los coágulos. Esto siempre, tiene que estar asesorado por un profesional médico.

Hay hábitos naturales, que van a ayudarte a evitar esos complicados y peligrosos coágulos. Pero no suplanta la medicación en caso del embarazo, o trombofilias leves a moderadas. Incorporando estos hábitos y rutinas, vas a lograr un acompañamiento más saludable y amigable de tu embarazo con trombofilia. Y a los hombres o mujeres NO embarazadas o niños con diagnóstico de trombofilia, les va a dar una calidad de vida óptima. No cuesta mucho hacer estos cambios, y te va a aportar unos enormes beneficios.

El tratamiento de la trombofilia  se centra en la utilización de plantas con propiedades circulatorias que mejoren la circulación sanguínea, con componentes fluidificantes que disminuyan la capacidad coagulante de la sangre.

Plantas diuréticas que aumentan la expulsión de líquidos del organismo, favorecen una mayor eliminación de toxinas y en consecuencia una sangre más pura y fluida.

También las plantas con propiedades vasotónicas que protegen los vasos sanguíneos y le proporcionan una mayor flexibilidad.

El Ajo.-

Entre las principales plantas que se recomiendan usar para evitar un trombo, está el ajo que es ideal para evitar que se formen coágulos. Podemos tomar una maceración de 10 dientes de ajo picados en 500cm3 de alcohol de vino consumirlo diariamente bien sea entero o macerado con vino tinto, de buena calidad. Dejar macerar en lugar oscuro por 15 días, agitando a diario. Pasado ese tiempo, podes consumir.

Para hacer un tratamiento constante, consumir 10 gotitas diarias, diluidas en 1 vaso grande de agua.

Para un tratamiento intensivo, tomar 40 gotas, 2 veces al día por 60 días (2 meses) y repetir a los 4 meses. Se realiza 2 veces al año.

Más remedios.-

Podemos hacer una infusión sinérgica, es decir con 2 o más productos que se potencian entre sí. Preparar una infusión para tomar 3 tazas diarias con:

  • 1 litro de agua
  • 20 grs de jengibre fresco, rallado o en rodajas
  • 2 cucharaditas de clavo de olor
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • Hojas de 1 alcachofa-alcaucil

Ponemos todo a hervir por 5 minutos, y dejamos reposar por 10 minutos. Consumir tibio, o fresco.También podemos consumir cada infusión por separado.

Las propiedades de estos alimentos son:

El jengibre.-

El jengibre está compuesto por vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que ayudan a fluidificar la sangre para prevenir la formación de coágulos. Sus propiedades estimulan el flujo sanguíneo y ayudan a mantener elásticas las arterias.

Podes consumir 3 tazas diarias de una infusión de:

  • 1 cucharadita de jengibre rallado fresco, o en rodajas (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Pones el jengibre en una taza de agua hirviendo. Tapa la infusión y déjala reposar 10 minutos.

El Clavo de olor.-

El clavo de olor, que es una especia muy común, aunque poco utilizada; concentra grandes cantidades de polifenoles, sustancias anticoagulantes que ayudan a mantener una óptima circulación sanguínea.

Estos antioxidantes, sumados a sus vitaminas y minerales, evitan la acumulación de lípidos y toxinas en la sangre que pueden producir obstrucción.

Consumir 2 tazas diarias de esta infusión.

  • ½ cucharadita de clavo de olor (2 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Pones los granos del clavo de olor en una taza de agua caliente y tapa la bebida. Espera que se refresque 10 minutos y fíltrala con un colador.

La Alcachofa-alcaucil.-

La alcachofa-alcaucil es ideal para disminuir la formación de coágulos de sangre. Sus propiedades restablecen la circulación en zonas problemáticas y ayudan a purificar la sangre ante la presencia de toxinas y grasas.

Consumir 2 tazas diarias de esta infusión

  • 1 alcachofa-alcaucil  las hojas
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Corta una alcachofa en varios trozos y ponla a hervir en una olla con agua. Cuando llegue a ebullición, reduce el fuego y déjala de 3 a 5 minutos más. Tapa la bebida y espera que repose a temperatura ambiente.

La Pimienta de Cayena.-

La pimienta de cayena contiene un fitoquímico natural, conocido como piperina, al cual se le atribuyen propiedades anticoagulantes.

Esta sustancia equilibra el flujo de la sangre en el cuerpo y evita la obstrucción y estrechamiento de las venas.

Consumir 2 tazas diarias de esta infusión

  • ¼ de cucharadita de pimienta de cayena (1 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agrega la pimienta de cayena en una taza de agua caliente. Deja reposar la bebida hasta que esté tibia.

El ginkgo biloba.-

Las hojas de ginkgo biloba son un conocido remedio antioxidante y antiinflamatorio que reduce las dificultades del sistema circulatorio, incluyendo la formación de coágulos. Sus extractos naturales fluidifican la sangre, ayudan a eliminar las toxinas y previenen las embolias y las trombosis.

El tratamiento ideal con hojas de Ginko es tomando 1 taza diaria por 1 mes, y descansar 1 mes, y así continuar. 1 mes si, 1 mes no.

Puedes prepararte una infusión de:

  • 1 cucharada de hojas de ginkgo biloba (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agrega una cucharada de hojas de ginkgo biloba en una taza de agua hirviendo. Cubre la bebida con una tapa, deja que repose 10 minutos y cuélala.

El Hamamelis.-

El consumo regular de infusión de hamamelis ayuda a restablecer la circulación sanguínea al disolver los pequeños coágulos que van produciendo obstrucciones en los vasos.

Esta planta actúa como tónico en las venas y, entre otras cosas, disminuye los desequilibrios inflamatorios que las afectan.

El tratamiento ideal con hojas de Hamamelis es tomando 1 taza diaria por 15 días seguidos, y descansar 15 días, y así continuar. 15 días si, 15 días no.

  • 1 cucharada de hamamelis (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Vierte una cucharada de hamamelis en una taza de agua y ponla a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.

Cuando esté lista, deja que repose a temperatura ambiente y cuélala.

Hay otros productos que podemos incorporar en ensaladas, o infusiones esporádicas, como:

  • *el diente de león mejora la circulación sanguínea, puedes hacer una infusión con las hojas secas y tomar tres veces al día.
  • *el sauce tiene propiedades anticoagulantes que dificultan la formación de trombos en el interior de las arterias o venas. Se recomienda tomar una infusión tres veces al día durante un mes y descansar un mes.
  • *el brócoli, que debido a que es rico en contenido de fibra es altamente recomendado para aquellos que sufren de problemas cardiovasculares, además de brindar muchos otros beneficios para la salud. El brócoli crudo en particular es más nutritivo, podemos agregarlo rallado en ensaladas.
  • *el apio, es una planta muy saludable que también puede ayudar a mantener controlados los niveles de la hormona del estrés, el cortisol, evitando el adelgazamiento de los vasos sanguíneos. La falta de cortisol incluso se ha relacionado con el empeoramiento de la memoria, aumento de peso, colesterol, enfermedades cardíacas y muchos más problemas de salud aterradores, por lo que el apio es un gran recurso natural.  Puedes agregar en ensaladas, crudo, en sopas, o también hacer un té de apio, con 2 tallos completos-hojas y tronco- hervir por 5 minutos en 500 cm3 de agua. Dejar entibiar, y tomar 1 tacita por día, aproximadamente 150cm3 por día.

Los alimentos ricos en vitamina C ayudan a mantener un estado vascular adecuado, lo que significa que la increíble red de vasos sanguíneos de tu cuerpo está funcionando bien. Incorporar frutas y verduras para asegurarte de obtener suficiente vitamina C en tu plan alimenticio.

Algunas frutas y verduras que son ricas en vitamina C son fresas, piñas, kiwis, naranjas, melones, papayas, pimientos, coles de Bruselas y coliflor.

Incorporar en las recetas el romero, ya sea como condimento, o en infusiones. Posee un flavonoide, diosmina, que ayuda al flujo sanguíneo; al minimizar la fragilidad capilar. Dado que es rico en vitamina B6, ayudará a que la proteína de los glóbulos rojos, la hemoglobina, transporte oxígeno por todo el cuerpo.

Generar como habito comer entre 2 y 3 veces por semana pescado, rico en Omega 3. El Omega, reduce el colesterol y también pueden evitar la coagulación de la sangre. Los mejores pescados son: anchoas, salmón, atún, caballa, trucha y arenque. Pueden ser en lata.

La vitamina E contiene propiedades antiplaquetarias y anticoagulantes, esto va a ayudar a prevenir los coágulos.

Incorpora una ración diaria de palta-aguacates, aceite de oliva, granos integrales, semillas de girasol, nueces, almendras, cocos y avellanas.

La Cúrcuma, por sus agente activo, la curcumina, actúa como un anticoagulante natural y potenciador de la circulación.

Con un potente sabor de Oriente, esta especia india antigua, la puedes añadir en los guisados, las sopas, incluso en las ensaladas.

La vitamina K,  es esencial para reducir  las venas  y la trombosis.

Algunos alimentos recomendados.

  • La naranja
  • La mandarina
  • Las espinacas
  • El pomelo
  • El kiwi
  • El mango
  • Las fresas
  • La cereza
  • La uva
  • Las almendras
  • El aguacate
  • El germen de trigo
  • El brócoli
  • El ajo
  • La cebolla
  • El jengibre
  • La cúrcuma
  • El aceite de oliva virgen.

Licuados.-

1º licuado

Ingredientes

  • * 2 tazas de espinacas picadas, puede ser crudas o cocidas (mejor crudas)
  • * 1 manzana o pera
  • * 1 tallo de apio
  • * 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • * jugo de 1/2 limón
  • * ¾ vaso de agua
  • * 1 diente de ajo
  • * 1 pizca de sal

Licuar, y beber

2º licuado

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 2 zanahorias; y/o 5 rábanos picantes (rayados);
  • el jugo de dos limones;
  • *350 ml de agua tibia/caliente
  • 1 zanahoria;
  • 2 remolachas;
  • 1 pepino
  • 3 rodajas de piña
  • 500 g de papaya
  • 1 puñado (5 ramitas) perejil

Es un licuado depurativo.

Dado que la causa más común de mala circulación es la falta de ejercicio, es lógico que la mejor prevención sea lo contrario, comenzar a incrementar la actividad física, más ejercicios. Sin esfuerzo, con actitud, y constancia. Caminar, nadar, yoga, danzar.

Es muy importante tener en cuenta estas recomendaciones y cambios de hábitos, ya que todos podemos desarrollar esta condición en cualquier etapa de nuestra vida, y sobretodo en edades maduras, y es muy importante prevenir, más, si se tienen antecedentes familiares.

Enfoque Emocional de la Trombofilia.-

Desde la mirada emocional, la trombofilia simboliza, un conflicto en donde se está manifestando  “Me siento incapaz de sostener y retener el AMOR” 

Para comprender la trombosis, necesitamos analizar los principales elementos que la conforman, así como los principales órganos que afecta:

  • Sangre: Familia, Amor Familiar, Esencia de Vida.
  • Venas o Arterias: Relaciones Familiares, Vínculos.
  • Pulmón: Territorio, Pertenencia.
  • Corazón: Amor, Amor Familiar, Proyección.
  • Cerebro: Lo que yo soy, lo que yo pienso, Identidad.
  • Ojo: Lo que no quiero ver, lo que quiero ver y no puedo.

Observando que una trombosis es básicamente la creación de un coágulo en la sangre, que bloquea el flujo, nos manifiesta el simbolismo de no sentirme capaz de sostener y retener sentimientos que crezcan, como el amor, la proyección.

Observar, en que situación o situaciones no me siento capaz, o me comparo.

Ser capaz de ver más allá, de verme a mí como protagonista de mi historia y no rendirme por lo que los demás hagan u opinen.

Observar que estructura estoy sintiendo:

  • No cuento para mi hijos, no existo para ellos
  • No cuento para mis padres, no existo para ellos
  • Mi familia me impide hacer cambios que yo deseo, me impide lograr mis sueños, me limita.
  • Mi familia me pone condiciones para perdonarme por aquello que hice.
  • Mi familia se niega a perdonarme por aquello que hice.
  • Mi vida corre peligro.
  • Deseo ser reconocido por mi familia
  • Mi familia, me desvaloriza constantemente
  • Mi familia tiene la sangre sucia (historias familiares de crímenes, violaciones, asesinatos, etc)
  • Le he fallado a mi familia, perdí los valores que me inculcaron
  • No soy digno de pertenecer a ésta familia, hice algo muy malo.

 Lograr un estado de consciencia de nuestras estructuras dominantes, y voluntariamente generar un acto, un movimiento emocional, que instale nuevas elecciones; es lo más saludable, para liberarnos de estos modelos, limitaciones y ataduras.

Realizar una carta de duelo, sin juzgar, sin reclamar, solo expresando lo que siento; puede ayudarme a liberar mi dolor, mi frustración y salir adelante cambiando mi perspectiva.

En todos los síntomas en que exista “sangre”, deberemos irnos inmediatamente a revisar a la familia, las relaciones familiares, comunicación familiar, estabilidad familiar, todos los vínculos profundos.

¿Entonces la trombofilia?

La trombofilia, o un trombo, puede simbolizarse como una manera de rendirse, de no querer ir más allá, ya sea porque yo he fallado a la familia o la familia me ha fallado a mí.

Siempre, todo es personal y particular, no general, y mis reacciones dependerá de mi fortaleza de carácter, de mis creencias, mis estructuras  y de mis pensamientos.

Poder ver más allá, de verme a mí como protagonista de mi historia y no rendirme por lo que los demás hagan u opinen, o hicieron u opinaron. Redescubrir y reescribir la historia, Mi historia.

Yo soy el AUTOR, ACTOR, DIRECTOR y ESPECTADOR de MI OBRA, DE MI VIDA.

Nora Cervelo, naturópata

 

¿Quieres aprender naturopatía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *